Servicios de asistencia virtual por hora, dia o mes, usted elige
Icono RSS Icono E-mail Icono Inicio
  • COMO SER UN EMPRESARIO DE EXITO

    Publicado el 5 05Europe/Berlin Agosto 05Europe/Berlin 2009 admin Sin comentarios aún ...

    ¿Cómo ser un empresario de éxito?: Generalidades

    empresario de éxito

    Para empezar debemos decir que una vida lograda y una vida de éxito , no son necesariamente lo mismo. Tampoco es que sean incompatibles. No todas las personas con éxito han tenido vidas logradas, y no todas las personas con vidas logradas han sido exitosas. Como dice Luis Huete en su libro Construye tu sueño:

    Como ejemplo de éxito podemos hablar del liderazgo político. La historia nos ha mostrado buenos líderes en individuos caprichosos, corruptos, asesinos egoístas, autoritarios, mentirosos y manipuladores. Personas cuyas vidas han sido un desastre. También hemos visto casos en la historia de individuos con mucha valìa humana que no han tenido gran eco.

    Que es ser un empresario exitoso? La noción de éxito no es fácil de disociar del eco que provoca, de su intensidad y de su duración. Una de las medidas del éxito se encuentra en el eco que se consigue y en la duración del mismo. Un empresario debe de pensar en esto pero no es lo único. Hay que añadir mas criterios para discernir entre éxitos que nos convienen y aquellos que no vale la pena fomentar ni en uno ni en la sociedad. Los primeros son los que nos podrían conciliar con la vida lograda, con la abundancia de progreso personal y social.

    El criterio fundamental para discernir la calidad del éxito es el papel que éste acaba representando en el entramado de necesidades especiales emocionales que todos tenemos. Las personas contamos con necesidades por satisfacer, y las voces interiores las convierten en deseos.

    Todas las necesidades son legítimas pero entre ellas hay un juego cuyas reglas hay que conocer para ganar la partida de la vida de manera inteligente. Las personas de éxito oyen voces en su interior y tienen sueños. Sueños en los que se proyectan sus necesidades emocionales. Sueños que son sus respuestas esas voces interiores. De hecho la fuerza con la que se persigue un éxito está relacionada con la intensidad con la que se siente esa necesidad humana, con la nitidez con la que se oye la voz interior.

    La gran diferencia está en la composición química de las necesidades emocionales del éxito y del logro. En el tipo de voz interior que se escucha y en cómo se interpreta. En el caso de las personas de éxito el compuesto está formado por necesidades emocionales básicas: seguridad,  variedad, singularidad y conexión. Son las primeras cuatro voces. Ej. quiero el éxito para que se hable de mí, para demostrar a los de mi pueblo que me ha ido bien en la vida, mpara divertirme, para retarme, para que se vea que soy inteligente, para pasar a la historia, para ser imprescindible, para que me hagan un monumento, en definitiva, para que me quieran.

    En el caso de las personas de logro, el compuesto tiene un porcentaje muy alto de necesidades emocionales avanzadas: progreso personal y social. Son la quinta y sexta voz de nuestro interior. Es moverse para incrementar la sabiduría personal y hacer obras desinteresadamente, ayudar a los demás a crecer. Las personas de logro tienen una fuerte disciplina personal para no alimentar las necesidades básicas con sustancias que sean incompatibles con las aanzadas, oyen como los demás las primeras cuatro voces, pero las interpretan de forma diferente. No les dan un sentido finalista a sus tareas: haré esto para que me reconozcan… etc.